Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Provincia paralizó obras en dos barrios cerrados por riesgo hídrico

El gobierno provincial paralizó obras en dos desarrollos urbanísticos de Funes que de acuerdo a informes oficiales se ubican en zonas inundables y representan un riesgo tanto para el medioambiente como para quienes construyan allí sus viviendas.

Uno de los emprendimientos apuntados es Damfield, ubicado al sur de la autopista entre Ruta 34-S y barrio Kentucky. El otro es La Reserva, que se localiza sobre un camino rural continuación de calle Galindo.

De modo que ambos proyectos inmobiliarios se encuentran comprendidos en la denominada Cuenca de Aporte del Sistema del Arroyo Ludueña.

En un comunicado que se hizo público este lunes, la Provincia indicó además que «se investigará cómo se comercializaban estos terrenos ubicados en una zona no apta para la construcción».

La determinación de frenar las obras se tomó tras una inspección de los ministerios de Ambiente y Obras Públicas, en la que se constató el inicio de obras sin los estudios de impacto ambiental y certificados hídricos correspondientes.

«Estas medidas sirven para prever situaciones futuras que puedan generar inconvenientes hídricos», afirmó el ministro de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Enrique Estevez.

Informes y decreto

Un informe de la Subsecretaría de Planificación Hídrica suma: «Hay consideraciones técnicas que hacen inviables los proyectos presentados, los que tienen potencialidad para producir graves perjuicios».

El mismo estudio advierte que “la Cuenca de Aporte del Sistema del Arroyo Ludueña no se trata sólo de una zona con amenaza de inundación, sino que se trata de un territorio afectado a un embalse».

En ese sentido, se explica que esa geografía está destinada «al almacenamiento temporario y lento drenaje para atenuación de las crecidas, afectado explícitamente para que se inunde y donde los procesos hidroambientales son mucho más complejos”.

Ante la contundencia de lo planteado, la Provincia emitió un decreto con firma del gobernador Maximilano Pullaro ordenando la inmediata paralización de las obras realizadas sin autorización.

Además se instruyó a Fiscalía de Estado para que evalúe iniciar acciones judiciales y a la Municipalidad de Funes para que tome conocimiento de lo dispuesto.